El botón «mascota»

Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

Te pongo en situación

Estás en el ascensor con tu perro, bajando a la calle. Y de pronto se para en una planta.

Contienes el aire, no respiras, y esperas que cuando se abra la puerta, al otro lado haya una persona amable, que esté retirada y prefiera no subirse.

Pero por dentro, sabes que hay una alta probabilidad de que se produzca un conflicto con una o varias personas que no respeten el espacio personal de tu perro, y le haga sentir miedo, o incluso podáis llegar a discutir.

¿Te ha pasado alguna vez desear algo y que pienses «bah, esto no podría pasar en la vida porque solo me afecta a mí»?. Nadie más tiene ese problema, y no va a cambiar el mundo por «TU» problema.

Bueno, pues luego vienen los japoneses y te hacen una demostración de empatía nivel dios.

¿Cuántas personas de las que estáis aquí vivís en pisos (departamentos)? ¿Cuántas personas tenéis conflicto con los ascensores y vuestros perros? ¿Cuántas personas habéis tenido un encuentro violento en ellos por llevar perro?

El problema de los ascensores y los perros en los pisos, es más grande de lo que imaginas. No solo por nosotros, que vamos con perro, sino por otras personas que no le gustan, o tienen miedo a los perros por ejemplo.

Cuando una sociedad tiene en cuenta los problemas que se producen, sin importar cuales sean, se hacen ajustes para una convivencia feliz. Tampoco cuesta tanto. Por eso os quería hablar hoy sobre el botón «Mascota». La palabra no me gusta, pero quédate a ver lo que significa.

En los ascensores de los barrios residenciales en japón, está empezando a encontrarse este botón ¿Para qué sirve el botón mascota?

Los usuarios que entran con perro al ascensor pueden apretar éste botón para informar al resto antes de llamarlo.

He hecho un poco de investigación en varias empresas de ascensores (si, ya, me he visto páginas de empresas de ascensores japonesas para contarte esto, ¿qué estoy haciendo con mi vida? bueno, te diré que voy en el coche y no tengo nada que hacer?), y estas son las funcionalidades del botón:

Disminuye el estrés en perros:

  • Si vamos en un ascensor con perro y sabemos que lo pasa mal cuando invaden su espacio personal, podemos pulsar el botón para que no pare en ninguna planta.
  • La velocidad del ascensor se reduce hasta en un 20%.
  • Evita que otra persona con perro entre contigo al ascensor y se produzca un conflicto ya sea porque no se da cuenta del perro, va cargado, o simplemente disfruta con ello.

Disminuye el conflicto en personas:

  • Hay personas con miedo a los perros, saber que el próximo ascensor viene con perro les permite tomar precaución.
  • También hay personas alérgicas, o simplemente que no quieren contacto.

 

Por lo general es un botón informativo, pero algunas marcas de ascensores han incluido estas funcionalidades para que el ascensor no pare en una planta si lo llaman, lo que lo hace mucho más útil.

Me encantaría ver este botón en los ascensores de todo el mundo, porque realmente es uno de los problemas de la vida cotidiana con nuestros perros. Muchos se sienten inseguros, tienen miedo, responden de forma reactiva de forma involuntaria, y conozco muchos casos de personas que viviendo en un departamento en la planta 7, tienen que bajar y subir andando cada día por el bienestar de sus perros, y por la buena convivencia con sus vecinos.

Y es una pena porque realmente se podría solucionar de forma muy fácil. En la mayoría de residenciales en japón donde está este botón es meramente informativo, y solo con eso, con comunicarnos, ya resolvemos un problema.

Quizá en nuestra sociedad, haga más falta escucharnos para convivir de forma más amable ^^.

 

Deja una respuesta

Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest